La economía social llegó hace rato para quedarse

Cualquier medio hegemónico titularía este artículo: “Cómo comprar barato y agroecológico frente al ajuste y al tarifazo”, pero acá te damos otra lectura de lo que suena “cool” frente a la necesidad de llevar comida a nuestras mesas diariamiente.
Desde septiembre del 2015, distintas organizaciones sociales que armaron el movimiento Pueblos en Marcha lanzaron la Misión Mercado de Consumo Popular (Me.Co.Po.) Casi como vaticinando que se vendrían de la mano del nuevo y actual presidente Mauricio Macri, años de políticas de ajuste y recorte. Políticas económicas que empobrecieron a lxs que apenas llegábamos a fin de mes y que terminaron de hambrear a lxs que ni siquiera hoy día son un índice.

Me.Co.Po es una manera alternativa de comprar productos de consumo directo a los pequeños productores. Sin intermediarios, esquivando las grandes cadenas de supermercados, las promos de las tarjetas que quieren que pagues tu comida de hoy en 12 cuotas, o que pagues sobreprecios, iva, etc. Me.Co.Po es apostar a una nueva economía, que no es moda y que es más que una necesidad. La economía popular surge como derecho a consumir, producir y distribuir de manera alternativa y autogestionada.
¿Qué significa esto? Me.Co.Po nuclea y hace de intermediario entre Emprendimientos Productivos, Fábricas Recuperadas, Cooperativas Autogestionadas, Productorxs Agroecológicos y lxs consumidorxs que se organizan colectivamente.
¿Qué Comprar, cuando comprar, cómo comprar? Es simple y accesible a todxs lxs vecinxs/consumidorxs. Organizarse colectivamente no muerde, ni es un “chat de mamis”.

Que la crisis la paguen Coto, Carrefour y Jumbo.

En cada barrio hay nodos de distribución que son conformados por todxs lxs consumidorxs/vecinxs y a través de un grupo de whatsapp. Cada mes se comparten las listas de productos disponibles para comprar. Verduras agroecológicas, productos de almacén, de limpieza, libros, juguetes, indumentaria, cosas muy ricas, productos de gran calidad.
Al hacer el pedido, se coordina día y horario de entrega en lugar determinado (cada barrio y cada nodo tienen distintos lugares para retirar los pedidos). Te acercás con tu changuito o bolsa, pagás y te llevás productos. Así de fácil.

El dinero que ingresa va directo a los pequeños productores, y si quieren hablar de grietas… ¿qué mejor grieta que la de la economía social? De esta manera esquivamos los círculos de consumo inaccesibles, inflacionados y tradicionales. No más chino, ni tarjeta del clubdescuento, ni nada de eso.  La alternativa de la economía social llegó hace rato y vino para quedarse. Elegir consumir por estas vías visibiliza y fortalece la existencia de microemprendimientos y prodcutores autogestivos y, por supuesto, no exprime nuestros magros ingresos.
En el nodo del barrio de Caballito somos más de 100 vecinxs y cada mes se suman nuevos consumidorxs. Sumate vos también!

 

Mariana De Luca (además de escribir este artículo, todos los meses hago mis compras en el nodo de Me.Co.Po Caballito y estoy feliz)

Dejá un comentario

Close Menu