Brasil: tres puntos de vista de la destitución – golpe a Dilma Roussef

1

por Vinicius Tiole
Lo que les puedo compartir o contar de cómo está la situación política actual es que hay una atmósfera de mucha incertidumbre de lo que va a pasar en los momentos próximos. Los medios de comunicación hicieron un lío tremendo con respecto a la gente, por lo que hay una sociedad muy polarizada; o al menos eso es lo que se quiere hacer ver, porque todos los que odian a Lula o al PT, quieren que se los mate, esto parte de cierta clase media y de élites. La gente que es fanática de Lula y que está ahí, a la defensiva. Más allá de que se pudiera comprobar (que no es un hecho) que el tríplex, el departamento de tres pisos que se atribuye a Lula como una propina que había recibido, que no está a su nombre y no se comprobó nada aún, lo ridículo de esta situación es que el odio de la gente se justifica en lo que los medios le muestran. También molesta a esta gente los beneficios del que millones de pobre gozaron: tener trabajo, tener su propia casa, por ejemplo, quitándoles un privilegio que ellos siempre tuvieron. También el hecho de que el hijo de la empleada vaya a la universidad con el hijo de la empleadora. La gente antes nunca había viajado en avión, podía hacerlo.  Piensan, “los pobres están ahí, ¿ahora quien va a trabajar para nosotros?”. Los últimos gobiernos cambiaron el paradigma. Para justificar todo lo que está pasando ahora buscan sus maneras. Los medios hablaron de esto desde el golpe a Dilma y todavía lo siguen haciendo. Es alevosa la forma en la que se manejan, porque es notoria la quita de dinero al pueblo (billones) y éstos son los que acusan a Lula de corrupción, en este caso con el tríplex. El juez que se pone en papel de héroe, el juez Moro, absolvió a quienes están haciendo este saqueamiento.

Preocupa lo que está por venir. Uno de los candidatos (un militar) para las próximas elecciones propone matar… No habla de política, sólo piensa en eso: odio, violencia hacia los negros, los homosexuales. También promete que una vez electo los indígenas no tendrán ningún centímetro de tierra. Esta es la misma gente que ahora está en el poder. Quieren acabar con todos los derechos ganados por los pobres, por los olvidados. La gente que está con Lula quiere que se los mire de vuelta, por eso luchan. Veo muy difícil que Lula pueda ser candidato de vuelta, por eso hace falte gente nueva. Hay mucho odio aferrado contra él y no creo que ese odio pueda ser tragado con la vuelta de Lula en caso de que salga de prisión y gane las elecciones. La sensación de tensión es constante, ya que si ganara este militar solo queda el exilio. El caso de Marielle es una muestra del descaro con el que se manejan. La situación es alarmante.

(San Salvador de Bahía)

2

por Tiago Melo

El sentimiento de hoy sobre Brasil, y la prisión del Ex Presidente Lula, es el mismo que arranco en el inicio del golpe de Estado en 2016, pero con algunas variaciones más preocupantes marcado por los últimos hechos en tierras brasileñas: el asesinato de la concejala Marielle Franco; Ataque a tiros a los colectivos de la gira de Lula; La prisión de Lula. Estas acciones son un combo explícito de reprimir, callar e intimidar la resistencia y políticas “populares” tras los avances de los ajustes post destitución de Dilma, por parte de Temer y su programa político que no fue elegido por la población Brasileña. Son hechos que nos preocupa a nosotros por lo significado de eses ataques y por lo que significa eses representantes: Las mujeres, la comunidad Negra, la Villa, el nordestino, la comunidad LGBTQI. Igualmente, vale resaltar que eses episodios hubieran una respuesta contraria a su objetivo: un avance y aumento de movilizaciones en las calles por parte de los movimientos e organizaciones sociales.

(desde Buenos Aires)

3

Todo camburón tiene un poco de navio negrero
(verso de la canción de Rappa)

518 años después de la invasión europea y 130 años después de la falsa abolición de la esclavitud, el racismo-sistema de dominación ideológica, cultural y material a partir de la idea de la superioridad de blancos sobre otros grupos- continúa influyendo y determinando relaciones sociales desiguales y justificando violencias dirigidas a la población negra brasileña. Gran parte de esa violencia es promovida por el Estado brasileño a través de sus policías. Su cara más cruel se da a través del genocidio contra la población negra, término utilizado para designar crímenes que tienen como objetivo la eliminación de la existencia física de grupos étnicos raciales, y / o religiosos.

(Anderson Feliciano – Belo Horizonte / MG)

Revista DM2DJ Selector La VecindaEdiciones Ciccus

Dejá un comentario

Close Menu